Acompañamiento en Parto (Duola)
Parto en Agua
Encapsulado de Placenta
   
Yoga y Pilates Prenatal
Gimnasia Acuática
Curso Psicoprofiláctico
Nacimiento Humanizado
duola Taller de Masaje para Bebés
   
   
   
 
 
A través de la historia de la Maternidad, el Parto ha sido atendido y acompañado por mujeres que apoyan a la embarazada durante la gestación, en el Trabajo de Parto y en el Nacimiento, así como asesorar y ayudar en el Post-Parto a la mamá y a la pareja con sus bebés durante la Lactancia y en todo lo que se les ofrezca en ese lazo que se comienza a crear con su hijo.
Se ha podido encontrar a través de las estadísticas que las mujeres que son asistidas por una Doula o Coach, son mujeres que llegan a incrementar su confianza en la habilidad que por naturaleza poseen para parir y para la crianza de un bebé, por lo que es bueno y beneficioso que las mujeres conozcan las ventajas que se han dado con este servicio y la cantidad de prácticas médicas innecesarias que se pueden evitar por estar asistidas con este acompañamiento en su Maternidad: Embarazo – Nacimiento – Post-Parto.
 
 
El Parto en Agua es una antigua alternativa actualizada para nacer. A través de la historia, desde los egipcios, encontramos datos de que las mujeres ya parían utilizando este método, para darle a las mamás una forma más relajante en el manejo de sus contracciones y disminuir el dolor del Parto, y al recién nacido, brindarle una experiencia confortable al salir al agua, un medio que no es agresivo y violento y que lo ayuda a adaptarse a la vida fuera del vientre con facilidad.
Las mujeres al sumergirse en el agua durante el Trabajo de Parto, disminuyen un gran porcentaje el nivel de dolor que sienten en las contracciones por la presión que ejerce el agua sobre el cuerpo, relajando la tensión muscular de la región pélvica, efecto que favorece a la dilatación del cuello uterino con facilidad, y al no necesitar Episiotomía, ya que la región del periné se relaja y mejora las posibilidades de alargar (elasticidad) y relajar esos músculos y la madre puede adoptar posturas que favorezcan el descenso del bebé.
Los bebés que nacen en el agua, tienen la oportunidad de tener un Parto con calidez y más suave, ya que al salir al agua en albercas inflables ó en una tina de baño, y mientras permanezca sumergido, no tiene riesgo de ahogarse debido a que es hasta que tienen contacto con el aire el momento que la oxigenación cambia de mecanismo y es a base de la respiración como inicia a oxigenarse de manera independiente y ya no se puede volver a sumergir en el agua.

Ver más información en la biografía de Naolí Venaver López, Partera y Midwife.