s
Acompañamiento en Parto (Duola)
Parto en Agua
Encapsulado de Placenta
   
Yoga y Pilates Prenatal
Gimnasia Acuática
Curso Psicoprofiláctico
Nacimiento Humanizado
Taller de Masaje para Bebés
   
   
   
 
 
Entre los beneficios de ingerir la propia placenta son:
•Restaurar la energía tras el esfuerzo del parto.
•Aportar Hierro, Minerales y Vitaminas.
•Balancear los niveles hormonales.
•Reducir la loquia o sangrado Post-Parto.
•Aumentar la cantidad de leche y mejorar la calidad de la misma.
•Ayudar al útero a contraerse a su tamaño original.

Cada Placenta es única y corresponde al código genético de cada mujer, por ello la fórmula es fabricada a la medida de cada una en particular, por su propio organismo.
Al reincorporarla al cuerpo de la madre se reintroduce lo que originalmente se tomó de ella. Especialmente minerales como el Hierro, abundante en la Placenta. El déficit de Hierro tiene una fuerte incidencia en el desarrollo de la depresión Post-Parto.

Los síntomas del Post-Parto pueden ser:
- Inestabilidad en el estado de ánimo
- Llanto
- Tristeza
- Falta de concentración
- Sentimientos de dependencia

Las causas:
- Rápidos cambios hormonales
- La fatiga y la falta de sueño
- El estrés físico y emocional luego del Parto
 
 
Hoy en día, aproximadamente el 80% de las mujeres experimentan algún nivel de depresión Post-Parto / trastornos del humor. El consumo de la Placenta, por sus propiedades medicinales durante el período de Post-Parto, es una forma natural y saludable que puede ayudar a evitar estos síntomas y los tratamientos costosos que generalmente los acompañan, como los medicamentos y el asesoramiento.

La Encapsulación de la Placenta es la forma más fácil y agradable de consumirla.

Para más información sobre este procedimiento puedes ingresar al sitio:
http://irasemamacias.wix.com/placentacapsulas/